RSS

Insomnio

25 Sep

Ahora mismo son las 2.42 de la mañana. No sé por qué, pero el sueño no viene a por mí. Van unos cuantos días. Y aquí estoy, casi a las 3 de la mañana de un sábado, solo, sentado en la terraza, tomando el fresco y hablando con la única ‘persona’ con la que lo puedo hacer a estas horas: mi blog. Dos meses desde la última vez que actualice, y además casi no he entrado. Y ahora que lo necesito, recurro a él. Nunca se queja, siempre está ahí.

Por desgracia el que está ahí es un ordenador, un blog y probablemente luego un lector, algunos conocidos, otros anónimos. No es lo que más me apetece. Quiero que seas tú la que me escuches, la que me abraces y la que me des un beso de buenas noches. La que me hables, me susurres, me cuentes cualquier cosa que me haga sonreír, que me haga espantar a estos fantasmas desconocidos que se adueñan de mi descanso. Porque sé que tú conseguirías echarlos, que cerrase los ojos y me meciese en los dulces brazos del sueño, en tus dulces brazos, en tu cálido cuerpo. Es lo mejor. Dormirte junto a la persona que amas, con su respiración, con ese último beso, cálido, ese beso que resume todo lo que os queréis y que te deja listo para un gran descanso. Ese beso puro antes de que te eches cacao por última vez, sea invierno o verano. Despertarme y seguir juntos. Mirarte. Ver como duermes, tu cara relajada. Girarme hacia ti, poco a poco para no despertarte, pasar mi brazo por encima de tu cuerpo, y ese ruidito mientras tomas mi mano al darte cuenta de que está ahí. Solo pido eso, poder tenerte aquí, poder disfrutar de todas esas cosas, las más sencillas, pero las que más representan. Eso es así siempre. Si no lo sabes, nunca has estado enamorado.

Echo de menos pasear contigo. Sin rumbo. Donde nuestros pies quieran ir, donde el gentío nos lleve. Sentarnos después a que te comas un helado. Echo de menos ver alguna película mala juntos, y cuando termine, hacer zapping para descubrir que no, que ya no hay nada interesante en la tele.

Echo de menos poder quererte en persona, poder disfrutar de todos los instantes del mundo juntos. Te echo de menos, aunque por suerte ya me queda poco para poder estrecharte entre mis manos otra vez, para poder darte el beso más cariñoso del mundo, para poder sentir tu olor, acariciar tu pelo, tu cara, atraerte hacia mí y que todo lo demás no exista.

Pero antes de eso, hoy tengo que dormir. Son las 3.00.

Te quiero.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 25/09/2011 en Uncategorized

 

Una respuesta a “Insomnio

  1. Sonia

    24/11/2011 at 4:25 pm

    Pues cuando te de por no dormir… siempre puedes preparar un pollo como el del otro día. ¡Qué rico! Encantada de haberte conocido y gracias por tu aportación culinaria en la cena de Acción de Gracias!

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: